Breathe Pure

by

Kelm, Orlando R. 2011. “Breathe Pure Chile: Teaching about the Cultural Differences in International Business.” Global Business Languages 16:83-99.

Company:  Breathe Pure Chile

Country:  Chile

Businesses that serve a function in society that is little known from the general population are always interesting.  A good example of this is air purification technology that is used in the perishable products industry.  We seldom think about the effects of molds and bacteria on the fruits, vegetables, or meats that are transported in cold storage rooms from the processing areas to their final destinations.  The cold chain industry works best, in a sense, when nobody is thinking about it.

Of course this implies that somebody has to be thinking about it, such as the employees of Breathe Pure, a clean air technology company.  Although a casual description does not do justice to the technical nature of the business, their basic procedure is to create reactive oxygen species (ROS), a process of modifying oxygen molecules, which oxidizes and destroys airborne carbon-based molds and bacteria.

From a business standpoint, Breathe Pure began as an incubator idea by students from the University of California at Berkeley who were studying the potential of various emerging technologies in 2004.  Quite by coincidence, as these students were making a presentation of their business and internationalization plan, a visitor was present at the exhibition and who decided to acquire the technology and invest in the project.  Today Breathe Pure has its global headquarters in Boston, with its Chilean offices in Santiago.

Ernesto Arocha is the company’s South America Business Manager of the Cold Chain Solutions division, reporting to the COO at the home offices in Boston.  Ernesto has been with the company ever since its inception and he vividly recalls the initial meetings.  There was a lot to organize in order to create the infrastructure, including the identification of clients, and the transfer of technology and know-how.  They were intense times.  The founders knew that they wanted to include Chile into their design.  From its reversed growing seasons with respect to the United States to its economic stability, Chile was attractive from the very beginning.  Today Ernesto has to keep a “world clock,” as he is continually talking to people all over the world in either sales meetings or conference calls.  And this is where the cultural side of things is evident.  As he puts it, “I have to implement the commercial and operative aspects of the company in Chile and this implies understanding Chilean culture.  But I also communicate this back to the Americans who are part of the company, and that implies understanding North American culture.”

For example, Ernesto often meets with potential clients in Chile, many of whom are wealthy landowners who live in smaller cities outside of Santiago.  “They really don’t like phony young executives who wear suits just to impress people with their big city looks,” Ernesto observes.  So he is careful to not give the impression that he is somehow better then they are.  He purposely changes the way that he dresses when he goes on these visits.  The clients live in the campo and they really don’t like it when you dress like a gringo.  However he is also quick to observe that this is not to imply that these people are not professional or not educated. In fact, he has worked with a man who earned his MBA in Florida, and had a Ph.D.  But when he returned to Chile, he preferred to run his business in a more traditional Chilean way.  “When I visited him at his finca he showed me around for three hours.  We were scheduled to meet at 8:00 am, but we really got started around 9:30.  Then we toured around the finca for three hours.”  Ernesto likes the fact that these people do things their way.  It does not matter that their education was in the U.S.  They adapt their education and know-how to local situations.  Similarly, Ernesto had another appointment where he drove nearly three hours to get to the meeting site.  When he arrived, the other person had forgotten about the meeting and nobody was there.  However for Ernesto, “It was no big deal, no problem, he just forgot.”  Ernesto realizes that his client was an important man, and in the countryside things were just a bit more informal.  And if they are less formal, Ernesto has learned to be the same way with them as well.

The challenge for Ernesto is to move from that type of scenario to other situations where he works with North Americans, who have their own working style.  For example, observing how much Ernesto has learned from his American colleagues’ use of agendas, he says, “They are spectacular!  It sounds simple, but at the beginning of a meeting they will write the agenda items on a white board and then they follow all of the points in order, one by one.”  He was recently at a meeting where he suggested that a given point be added to the agenda.  His American partner did so, but he put it as the fifth and final item on the agenda.  Then his American colleague went back to the original four items that were scheduled for the meeting. “After discussing our original four items, we then moved on to address the fifth.  It was,” Ernesto quips, “spectacular!” He is also quick to add that if a similar scenario happens among Chileans, the general tendency is that everyone would have started talking about that new point and everyone would have been diverted from their agenda.

As to other adjustments that Ernesto has learned from his American partners, none is greater than their style of negotiating.  First of all, he has noticed that Americans even use the word “negotiate” much more than Chileans do.  Chileans think of the word “negotiate” as an ugly word, so euphemisms are used to avoid saying it.  Americans directly say, “I am negotiating with you.” or “We want to negotiate these five points.”  Chileans just do not talk like that.  Another American characteristic, according to Ernesto, is the American tendency to say, “I want to work with you.”  Americans are much more experienced in the concept of collaboration, in understanding one another’s bottom line, or in working towards a win/win situation.  “Some Chileans just think that Americans are naïve to be so open about what they are negotiating, but I believe they are just good at putting things on the table.  Chileans seem to still negotiate by feeling and there is a reticence to revealing too much too quickly.”

Another area where Ernesto has learned to adjust to North Americans is related to their management styles.  He has seen, for example, that Americans want a lot in writing.  They like written reports and memos.  They love to be informed about everything and so you have to write to them a lot. Ernesto also finds himself spending a lot of time reading what they have written.  “Here in Chile, it’s a little different in that if your superior says something, even if it is said informally, you have to do it.”  With the Americans, however, casual oral comments are just that: casual oral comments.  If not written down, there is much less of an expectation that something has to be followed up on.  “I like this because it takes some of the guesswork out of the process,” he adds.  In Chile he finds that you are always second-guessing, going with a feeling because things are less specific.  In fact, Ernesto believes that Chileans almost take the opposite approach; they do not trust the written word.  For example, Chileans sign every page of a contract.  “It’s as if people don’t trust others and everyone expects another person to go and change something on a certain page of a contract.”  Americans, on the other hand, just sign the final page of a contract.  Another adjustment Ernesto had to make in negotiations with Americans is the presence of lawyers.  The truth is that many of the American partners in the company are lawyers, so one gets used to having lawyers at negotiating sessions.  In Chile there is still a negative association that lawyers mean problems.  The attitude is more that of trying to keep away from them as long as possible.

Finally, Ernesto has learned a lot about what he calls “American efficiency.”  He has noticed a small example – the different ways that Americans and Chileans consider lunch.  “I’ve been in a lot of meetings with North Americans when they show me a small menu from which we order some sandwiches.  Then ten minutes later the food arrives at the office.”  Americans like to order out and have their lunch delivered because it helps them keep the rhythm of work flowing.  In Chile the tendency is to go to a restaurant, meaning that one has to stop the workflow, spend the extra time in traveling and dining. It just “eats” up all the time before getting back to the office again.  It is also one of the reasons why Ernesto thinks that Americans are better at leaving work at the end of the day.  “Here in Chile we linger longer, where everything the Americans do allows them to be more effective.”

One gets a positive feel from Ernesto’s description of work at Breathe Pure.  There is an interesting blend of modern technology, a sensitivity to the environment, a mixture of Chilean and American culture, and a pride among the over 40 employees that work there.  One final question remains.  How do Chileans pronounce the name of the company?  “We just use the English pronunciation because here in Chile we associate American products with high quality.”  But Ernesto also admits that sometimes people come out with some pretty interesting versions of Spanish sounding things like “bre-a-ta-pu-re.”

Tags:

26 Responses to “Breathe Pure”

  1. Orlando Says:

    Pensando en los dilemas interculturales de Hamden-Turner y Trompenaars (HT&T), escribe sus comentarios sobre las siguientes tres preguntas:
    1. ¿Qué ejemplos de los dilemas de HT&T ve usted en este caso?
    2. ¿Qué evidencia ve usted de los aspectos positivos o exagerados de estos dilemas?
    3. ¿Qué ejemplos hay en el caso de cómo resolver estos dilemas? (O, si no ve ningún ejemplo, ¿qué sugerencias daría usted para poder resolver estos dilemas culturales?)

    • Larisa Mănescu Says:

      No hay duda que el concepto de Hampden-Turner y Trompenaar del tiempo secuencial vs. sincrónico es el mejor ejemplo de un conflicto cultural que se puede identificar en los comentarios de Ernesto Arocho sobre la empresa Breathe Pure.

      Tipicamente, los chilenos tienen una percepción más relajada del tiempo que los estadounidenses. Ernesto habló sobre un viaje que duró tres horas de manejar para conocer un cliente potencial en el campo de Chile y cuando llegó el hombre ha olvidado de la visita. Sin embargo, Ernesto no se pone enojado cuando situaciones como estas pasan porque entiende la percepción informal del tiempo que los chilenos tienen.

      Las reuniones y el almuerzo son dos ejemplos específicos que Ernesto mencionó que muestran lo positivo y lo exagerado de las percepciones diferentes del tiempo.

      En las reuniones, Ernesto dijo que los americanos siempre tienen una agenda que ellos siguen. Si una tema está presentado en el momento, ponen la idea al fondo de la lista. Con esta manera de hacer una reunion, estamos seguros que cosas se hacen y la agenda esta completado. Sin embargo, al mismo tiempo elimine la oportunidad de usar la imaginación (como sí sería posible si la reunion sea más relajada y las ideas puedan circular naturalmente).

      Lo mismo problema se encuentra en como los americanos y los chilenos tomen el almuerzo. Los americanos les gustan pedir comida de afuera y continuer trabajando, pero los chilenos les gustan mezclar el trabajo con el placer y toman su almuerzo en una restaurante, a veces por horas y horas. Comer, hablar y hacer trabajo importante al mismo tiempo puede ser difícil y esta multitarea quizás no es la manera más eficiente de hacer cosas pero es importante para establecer relaciones interpersonales que influyen la productividad de la empresa.

      Aunque el concepto del tiempo es tan arraigado en la cultura, no creo que resolver esto conflicto cultural es demasiado difícil si los dos grupos hacen un compromiso. Con el ejemplo de las reuniones, tener una agenda prevista es una buena idea para estructura y organización pero los jefes (o quien está a cargo durante las reuniones) deben ser flexibles. Si una idea interesante está presentado, tiene razón que el grupo la discute al momento, no al final de la reunion. A veces es mejor “ir con el corriente” (go with the flow). Con el almuerzo, los americanos y chilenos puedan tomar turnos para pedir comida y continuar trabajado en la oficina y salir a una restaurante.

    • Alex Viviano Says:

      1. ¿Qué ejemplos de los dilemas de HT&T ve usted en este caso?

      En este caso, veo 2 ejemplos muy fuertes de HT&T. Primero, el dilema de tiempo secuencial y tiempo sincrónico. Este dilema surge varias veces en el caso en cuanto a los temas de las reuniones, los almuerzos y las visitas a los ricos terratenientes chilenos. El segundo dilema principal que he observado es lo de universalismo y particularismo. En el caso, este dilema está asociado con los contratos, actos de negociación y el acto de poner en letras un mando o deber para estar cumplido.

      2. ¿Qué evidencia ve usted de los aspectos positivos o exagerados de estos dilemas?

      Se ve el tema de tiempo secuencial en muchas instancias por lo largo del caso. Un ejemplo que Ernesto dice de lo bueno de tiempo secuencial es la reunión americana. Dice que las agendas son estupendas y que siente que en una reunión americana se logra terminar muchas cosas y cubrir varios temas. Aprecia la eficaz americana y explica que esta semejante eficaz permite que los trabajadores puedan irse al fin del día para tener más tiempo en casa con sus familias.

      Ernesto también habla sobre el tiempo sincrónico que existe en los negocios chilenos. En cuanto a lo bueno del tiempo sincrónico, explica como le gusta la informalidad que permanece durante sus interacciones con los ricos terratenientes en Chile. Habla de la positiva interacción que tuvo con uno que le enseñó su finca durante un periodo de tres horas. Pero también menciona una instancia en que condujo por tres horas para reunirse con uno que se olvidó de la reunión, aunque minimice la situación, explicando que no era una gran cosa. A parte de esa reunión olvidada, Ernesto también admite que hay desventajas del sistema de tiempo sincrónico. Explica que los almuerzos chilenos faltan la eficacia que tienen los americanos. Sigue a explicar que otras ineficacias relacionadas resultan que los chilenos se quedan más tarde en la oficina.

      En cuanto al dilema de universalismo y particularismo, Ernesto dice que los estilos son distintos. Dice que mientras muchas empresas americanas incluyen abogados en sus juntas directivas, hay una cierta desconfianza hacia los abogados en Chile. Dice que tardó un poco en acostumbrarse a estar en la presencia de abogados durante tales reuniones. También menciona que prefiere el estilo americano de poner todo en escrito para evitar la confusión de deberes. Dice que en Chile hay confusión, porque los comentarios informales de los superiores a veces son realmente mandos, que deben estar realizados. Mientras es posible que los americanos pierdan tiempo en metódicamente poner todo en escrito, cree que benefician al largo plazo por evitar la confusión.

      3. ¿Qué ejemplos hay en el caso de cómo resolver estos dilemas? (O, si no ve ningún ejemplo, ¿qué sugerencias daría usted para poder resolver estos dilemas culturales?)

      En cuanto a los dilemas mencionados arriba, pienso que Ernesto hace un buen trabajo en separar las dos culturas. En cuanto al tiempo, Ernesto demuestra un muy buen cambio de mentalidad cuando está trabajando con chilenos o americanos. La flexibilidad que utiliza para seguir una agenda línea por línea en una reunión con estadounidenses, y luego conduce tres horas para una reunión informal que quizá no ocurra es un ejemplo de una muy buena adaptación cultural.

      Sobre el dilema de universalismo y particularismo mencionado arriba, es una situación un poco más floja en el sentido que Ernesto solo comenta sobre estas cosas en vez de hablar de experiencias buenas o malas que ha tenido. En comparar las dos culturas, parece que Ernesto prefiere la claridad y eficacia presente en los negocios estadounidenses. Con lo que ha dicho Ernesto, yo estaría de acuerdo. A veces, sí es más fácil tener todo en escrito sin tener que preocuparse de que si has interpretado bien los deseos del jefe. Yo sugeriría que cuando las dos culturas están negociando, que los dos lados pongan muy claro cada detalle en el contrato – al estilo americano – para no correr el riesgo que alguien no interprete algo. Aunque suena duro, lo digo así porque, como estadounidenses, no estamos acostumbrados de interpretar el lenguaje no verbal o comentarios informales, así que estaría mejor no empezar a intentarlo en medio de un negocio importante.

  2. Jana Lane Says:

    Aunque hay ejemplos de casi todos los elementos culturales que hemos discutido hasta ahora en esta clase, me centraré en particular sobre cuatro de las dimensiones del modelo de Hampden-Turner y Trompenaars’. La primera diferencia cultural veo ejemplificado en este caso entre la cultura empresarial estadounidense y la cultura de negocios de Chile es la tendencia de los estadounidenses a ser más universalista, mientras que los chilenos son más particularista. Culturas universalistas colocan un alto valor a las reglas y las leyes y les gusta trabajar por objetivos. Esto se ve cuando el caso se discute cómo los estadounidenses les gusta escribir sus objetivos para una reunión en una agenda y luego siga ese orden exactamente con el fin de mantenerse en el camino. Aunque este método de trabajo no se ve como comúnmente en Chile, se dice que se encuentran con este método de trabajo “espectacular!”, ya que evita que los empleados se distraiga.
    Otro elemento del modelo que es evidente en este caso es la tendencia de los estadounidenses a ser más “específico”, mientras que los empleados chilenos y socios de negocios a menudo son más “difuso” orientado. Culturas que se orientan más difusa tienden a ver una mayor coincidencia entre su trabajo y su vida personal, mientras que las culturas específicas prefieren mantener estas dos áreas de sus vidas separadas. Esto se ve en el caso cuando mencionan que los estadounidenses tienden a ordenar su almuerzo a la oficina en lugar de ir a un restaurante. Esto les ahorra tiempo y evita distracciones, sin embargo, no les permite la construcción de relaciones sólidas con los compañeros de trabajo. El caso también menciona que esta orientación ayuda a los estadounidenses abandonan el trabajo al final del día con mayor facilidad porque se centran más en todo el día. Ernesto admite que esta práctica ayuda a los estadounidenses a conservar, “the rhythm of work flowing” y ser más “effective”.
    Este caso también demuestra las diferencias entre una cultura orientada al logro, como América y la más orientada a atribuir la cultura de Chile. En una cultura orientada atribuyen, es increíblemente importante para mostrar respeto a las personas de autoridad y que no trate de cuestionar sus decisiones o autoridad. Debido a esto, las culturas atribuyen a menudo tienen una mayor reverencia por mayores y más trabajadores experimentados que hacen los americanos. Por ejemplo, Ernesto dice en un momento que, “they really don’t like phony young executives who wear suits just to impress people with their big city looks.” Este tipo de representación podría ser visto como un intento de demostrar que el trabajador joven es de alguna manera mejor que el trabajador de mayor edad. Este elemento cultural puede ser bueno en que en dando reverencia a las personas que han trabajado duro para mantener su estatus. Sin embargo, a menudo hace que sea más difícil para los empleados jóvenes y capaces de dar su opinión o tratan de resolver un problema.
    Por último, este estudio de caso muestra la diferencia entre una cultura orientada al tiempo secuencialmente como Estados Unidos y una cultura orientada a tiempo sincrónico como Chile. Cultura que tiene una vista secuencial de tiempo son mucho más conscientes de la puntualidad y llegar a tiempo. En culturas como Chile, la necesidad de estar en el tiempo no es tan importante. Esto se muestra en el caso de que un empleado llevó tres horas para estar presente en una reunión sólo para descubrir que el otro empleado no apareció en absoluto. En lugar de enojarse, el hombre estaba muy aceptando la situación que muestra una clara diferencia entre nuestras dos culturas. Aunque este punto de vista más fluido de tiempo puede ser bueno ya que impide que las personas se conviertan preocupado por el tiempo o enojado cuando un horario no se sigue estrictamente, sino que también hace que sea más difícil tener el trabajo hecho en el momento oportuno.
    Creo que este estudio de caso demuestra en muchos aspectos que los elementos culturales que debemos seguir estrictamente cuando estamos en un lugar extranjero y que los elementos culturales que podemos estar más dispuestos a compartir y adaptar. Por ejemplo, los estadounidenses, especialmente a los jóvenes estadounidenses, que viaje a Chile debe mostrar el máximo respeto a las figuras de autoridad o empleados que son mayores de lo que son. Sin embargo, este caso demuestra que algunos empleados chilenos serían muy abierto a la idea de usar las agendas durante una reunión o de ordenar su comida a la oficina con el fin de mantener su ritmo de trabajo y permitir que se van a casa más rápidamente. Con el fin de comprometer, podrían tratar de establecer un horario en el que se ordenan en la comida algunos días de la semana e ir a un restaurante en otros días. Esto les permitiría mantener el ritmo de trabajo, sino también desarrollar relaciones. Además, yo recomendaría que los estadounidenses siguen siempre muestran a sus reuniones a tiempo, no importa la cultura. Sin embargo, deben ser más comprensivos si su horario no está tan estrictamente.

  3. Kai Huang Says:

    Es muy evidente la diferencia en el manejo del tiempo entre dos culturas. En el caso, Ernesto apareció a tiempo a dos reuniones diferentes. La primera reunión fue supone que comienzan a las 8:00 pero no hasta las 9:30. Después de un viaje de tres horas a la segunda reunión, el cliente no se presentó al sitio de reunión porque simplemente se olvidó de la reunión. Este es un gran ejemplo de tiempo secuencial versus diferencia cultural tiempo síncrono. El momento para Chile es muy flexible; por eso Ernesto encontró retrasos durante dos de sus reuniones. Sin embargo, los estadounidenses son más tiempo específico; por lo tanto, flexibilidad en el tiempo es muy limitado.

    Si es una reunión importante, Ernesto debiste llamar o mandar un mensaje los clientes antes de la reunión para asegurar el lugar de reunión y el tiempo. Si Ernesto sabe que la reunión podría empezar en un momento posterior, entonces Ernesto podría decirle a los clientes a aparecer en un momento anterior, por lo que puede haber tiempo para charlar y presentaciones. Lo más importante, Ernesto no puede frustrarse y ser grosera con los clientes, o podría dañar las relaciones con los clientes.

  4. Laura Lunzer Says:

    En esta historia de Breathe Pure que fue fundado en los Estados Unidos, pero también opera en Chile, se puede ver muy bien cómo resolver conflictos culturales de una manera eficiente. Es impresionante que Ernesto sepa adaptarse tan bien, tiene un comocimiento profundo de ambas culturas que promete el éxito de su sucursal en Chile. Hay varias dilemas culturales que surgen en los procesos laborales de Ernesto. Sin embargo, el dilema con el cual está confrontado muy frecuentemente es el dilema de Hampden-Turner & Trompenaars del Universalismo en frente de la Particularidad. Este dilema se presenta un problema cuando las dos culturas choquen y no entienden el punto de vista del otro partido. Puede ser resolvado al combinar lo mejor de ambas culturas.
    La particularidad se puede ver claramente cuando Ernesto explica que a los latifundistas ricos de Chile no les gustan los ejecutivos bastante jóvenes que llevan trajes, para representar su importancia. No les parece adecuado esta aparencia, ya que no es auténtica y no quieren que los ejecutivos con ropa gringa piensen que son un ser mejor. Entonces es un ejemplo de particularidad, debido a que los chilenos aprecian lo especial y lo único. Ernesto dice que todo es más informal y no es tan importante seguir el “manual gringo” de hacer negocios. En el otro lado los EEUU tienen un alto nivel de universalismo, diciendo que todo debería ser hecho de la misma manera. De hecho, uno podría decir que los estudiantes de economía dejan la universidad más como una máquina, ya que so entrenados en hacer negocios de exactamente la misma manera en todos los casos. Siempre hay que llevar la ropa profesional, seguir la agenda etc. Esto ya es un ejemplo de algo exagerado del Universalismo, ya que es muy importante entender el otro partido y adaptar a las necesidades diferentes. Una bueno método de resolver este dilema es combinar lo mejor de ambas culturas. En este caso podría ser que Ernesto se lleva de la manera chilena y considera las citas con clientes más informales. Sin embargo, debería prepara una agenda para ser más eficiente al hacer negocios.
    Otro ejemplo de la particularidad, tan como la dirección externa, es que Ernesto cuenta que hizo muchos negocios con gente muy inteligente que había estudiado en los EEUU, pero volvieron a Chile e hicieron empresas que van bien con el ambiente y la cultura chileno. Es un ejempo de la dirección externa, porque el ambiente local juega un papel muy importante y es muy esencial adaptarse. El contrario, la dirección interna, una idea muy representada en los EEUU dice que una debería pensar en si mismo y tener éxito por cuenta propia, pensando poco en lo que pasa en el exterior, que puede afectar negativamente la comunidad local. El bueno de la dirección externa es que estos empresarios se responsabilizan más de la comunidad y su empresa depende del exterior. Muchas veces estas empresas son más conscientes con la naturaleza. Una recomendación para resolver este dilema puede ser que una empresa americana se adapta a la comunidad local y entiende los valores de los habitantes. Entonces cuando es muy importante proteger un río local, la empresa hay que ser responsable y mantener la calidad del agua del río o buscar otro lugar para su empresa.

  5. Sarah Pye Says:

    Un ejemplo de un dilema cultural de Hamden-Turner y Trompenaars en Breathe Pure es el universalismo de los Estados Unidos en vez de la particularidad de Chile. Los americanos son universal con los reglas y el proceso por haciendo todo para ser más eficiente, como el almuerzo. Para el almuerzo en los Estados Unidos, hay solo mínimo opciones de comida y las personas comen la comida en la oficina para no perder el tiempo. Pero en Chile, las personas van un restaurante y prestan mucho tiempo comiendo porque los chilenos aprecian la particularidad en los relaciones y la comida. En esta manera, las personas de los negocios pueden ofrecer más opciones de la comida para tener la singularidad de particularidad, pero comen el almuerzo en la oficina para tener la eficiencia de universalismo.
    Otro ejemplo de HT&T es el específico de los americanos y el difuso de los chilenos. Los chilenos enfocan en la cualidad, por ejemplo con un idea nuevo, los chilenos hablan sobre este tópico inmediatamente. Los americanos enfocan en las categorías de los tópicos y usan los puntos de bala para crear una estructura muy rígida para las reuniones. Con un nuevo tópico, los americanos lo añadan al fin del listo para continuar con la estructura. Para resolver este conflicto, los americanos necesitan hablar brevemente sobre el nuevo tópico para mostrar la importancia, pero los americanos lo pueden dirigirse con más detalles en el fin de la reunión.
    Un ejemplo final es la diferencia del tiempo secuencial de los Estados Unidos y sincrónico de Chile. Los chilenos celebran el viejo sabio y no respectan a los americanos jóvenes en un traje. Los americanos les gustan a los jóvenes en los negocios porque tienen el espíritu más empresarial. Mi recomendación es que los americanos deben enviar un viejo sabio a Chile para tener éxito con los negocios.

  6. Stacy Liu Says:

    Ernesto se experimentó a la mayoría de los dilemas del HT&T en Chile. La que voy a concentrar es tiempo secuencial y sincrónico. La gente de una cultura del tiempo secuencial, como las Estados Unidos, da importancia a la puntualidad y horario. Para ellos, tiempo es invaluable y no hay mucha flexibilidad con los plazos. También tiende a centrarse en una actividad en un momento. Sin embrago, la gente de una cultura del tiempo sincrónico, como Chile, considera que las reuniones y compromisos como flexible que pueden cambiar con las circunstancias. A menudo trabaja en varios proyectos a la vez.
    Por ejemplo con Ernesto, tenía una cita donde tuvo que manejar tres horas para llegar a la reunión pero la persona que iba a reunirse no estaba preparada. En Estados Unidos, esto sería un gran problema. Incluso si la persona con la que se reunión con es muy poderosa, necesita respetar su tiempo y mantener a los acordados previamente. Si no se presenta a tiempo, la gente va a pensar que usted no es serio sobre la reunión y su reputación está en juego. Para Ernesto, no pareció que esto era un gran problema. Entendió que el cliente tenía otras cosas que hacer y no podía reunirse con él.
    Uno de los aspectos positivos de la cultura del tiempo sincrónico es que la gente es muy compresiva que a veces cosas pasan. Por ejemplo, aquí si llega tarde a una entrevista, está fuera del juego automáticamente. Llegar tarde es lo mismo como no aparece. En McCombs, llegando tarde para una entrevista puede resultar en acciones serias de la escuela y los empleadores. La escuela quiere ser conocido para producir estudiantes superior, lo que significa que tienen que ser puntuales pase lo que pase. Pero en una cultura donde las pésimas son más flexibles sobre tiempo, estarán más dispuestos a escuchar su razonamiento.
    Un exagerado de la cultura del tiempo sincrónico es que ya que la gente espero mucho las cosas a veces no se puede hacer. Con Ernesto, “gastó” un total de seis horas y no hizo nada. Pudo hacer sido más productivo si el cliente mantiene su palabra. Empujando la reunión de vuelta, los plazos tienen que empujar atrás también. Va a tomar más tiempo en el futuro para llegar a la pista.
    Ernesto manejó la situación muy bien. En lugar de ser impaciente o frustrado, era flexible y adaptada a la necesidad de su cliente. Entendió que el cliente solo estaba ocupado y no era una falta de respeto. Por entender la cultura de su cliente, fue capaz de evitar un posible conflicto. Por lo tanto, mi recomendación a los americanos que quieren hacer negocios en Chile es imitar a Ernesto. Ser flexible y comprensivo. Cuando en Roma, haz como los romanos.

  7. Rachael Olson Says:

    En este ejemplo de Breathe Pure, uno puede ver dos conflictos: específico contra difuso y tiempo secuencial contra tiempo sincrónico. Cuando Ernesto describe la reunión de los americanos, menciona su sorpresa que los colegas siguen una lista de puntos sin desviación. Aunque este estilo es más organizado, una desventaja del extremo es que los puntos no muestran los detalles ni sutilezas. También, Ernesto cree que los americanos son más eficientes, pero quieren salir la oficina lo antes posible. En los EEUU, el lugar de trabajo funciona como una máquina, todos tienen sus propios trabajos y la meta es producir y/o vender lo más posible. Mientras en Latinoamérica, se centran en fortalecer las relaciones porque creen que los negocios son un esfuerzo en equipo. Este choque de creencias puede crear un conflicto durante una reunión de las dos empresas. No leí una solución, así que recomiendo que los americanos se dejan a los latinoamericanos desviarse del tema un poco y a veces suavemente se recuerdan reanudar en el tema actual.

    Con las diferencias de las reuniones, hay un choque de percepciones del tiempo. Cuando los americanos piensan “tiempo es dinero,” los latinoamericanos se toman su tiempo, como Ernesto describe en su cuenta de uno de su clientes en el campo. Desafortunadamente, un extremo de tiempo sincrónico es el vendedor está obligado dar mucho de su tiempo a su cliente. Otra desventaja es que tienen que esperar por otras personas que están “más importantes.” En el caso de Ernesto, su cliente se olvidó por completo. Aunque no había problema para él, la idea de esperar y gastar mucho tiempo con los clientes puede ser inconcebible para los americanos y puede causar un problema durante un almuerzo de negocios como Ernesto declara. Me gusta su solución del choque. Él adapta a la situación y decide cuando necesita estar formal o informal. También, se da mucho tiempo por cada negoción.

  8. Abby Heidt Says:

    En este caso veo el dilema de HT&T de tiempo secuencial x sincrónico. Por ejemplo, al almuerzo los americanos comen a la oficina para que puedan trabajar más, sean más eficientes, y no pierdan tiempo. Pero, los latinoamericanos les gustan salir la oficina para comer y pasar tiempo con los compañeros de trabajo. Los americanos creen que “el tiempo es dinero” y creen en un tiempo secuencial. Por otro lado, los latinoamericanos creen en un tiempo sincrónico, y ven tiempo con una perspectiva ancha con pocos divisiones o plazos. También, en lo que respecto a los clientes en el campo chileno, ellos fueron relajados y no tienen prisa. El tiempo no es un instrumento permanente allí, y es flexible.
    Algunos aspectos positivos de tiempo secuencial son que “el tiempo es dinero” y pueden ganar más dinero si trabajas más, y la mayoría de cosas cuentan con un tiempo y es fácil de seguir. Los exageraciones son con los presiones de tiempo y cómo siempre es una “carrera” contra el reloj y es difícil para apreciar el presente. Los aspectos positivos para el tiempo sincrónico son que puedes hacer muchas cosas al tiempo mismo y por eso pueden hacer mucho. Los exageraciones con el tiempo sincrónico son que algunas veces necesitas esperar para otros que son “más importantes” y que el concepto de la multitarea podría ser distrayendo.
    En el caso en lo que respecto a los clientes en el campo chilena y cómo resolver eses dilemas culturales, Ernesto dijo que cuando fue a Chile, cambió su mentalidad, reloj interna, y su ropa para respetar y reconocer cada cultura. Creo que este es necesario para tener éxito con todo. Con la situación que habla sobre almuerzo, también creo que Ernesto debe respetar las diferencias culturales y no impedir la manera en que los latinoamericanos hacen cosas. Pero, si el aspecto de tiempo es un problema con la compañía y los latinoamericano no están trabajando eficientemente, Ernesto debe hablar con ellos y discutir sus preocupaciones.
    Otro dilema de HT&T es de logrado x heredado. Cuando Ernesto visita los clientes en el campo, cambia su ropa para no tener ninguna pretensiones. No quiere parecer como está presumiendo o no confiable. Los terratenientes ricos que viven en el campo creen que los hombres jóvenes de negocios que logran su riqueza creen que son más mejor que los terratenientes porque trabajan para su dinero. Por otro lado, la riqueza de los terratenientes fue heredada. Aunque que no viven en la ciudad, estos hombres son educados y profesionales. Pero hacia Ernesto necesita hablar con ellos en una manera diferente que hablaría con los hombres jóvenes de negocios.
    Algunos aspectos positivos de logrado son que cualquier persona trabajadora puede cambiar su situación, y las personas que tienen éxito pueden obtener oportunidades fantásticas. Los exageraciones son que si hay ganadores, los otros son perdedores. También, algunos ejercen mucho esfuerzo excesivo para lograr y no vale la pena a la larga. Los aspectos positivos de heredado son que la gente que están nacen con todo quiere regresar el favor a otros. También, ya tienes la fundación y recursos para lograr. Los exageraciones son una persona puede abusar el poder que tiene o cree en un sentido falso de superioridad.
    Para resolver este dilema, Ernesto cambia su ropa formal a informal, y tiene una mentalidad y horario flexible. Creo que esas soluciones son geniales y necesarias. Cada cultura es diferente y no quieres empezar en el pie incorrecto para la compañía. Es necesario aprender y respetar todo de cada cultura, incluso las cositas.

  9. Steven Ruiz Says:

    Todos tienen buenos ejemplos de dilemas de HT&T, pero no he visto ninguna mencion del uso de los abogados y los contratos en los negocios. Creo que es un ejemplo de universialismo vs particularismo. Los Estaods Unidos es universialismo: les da el poder a los leyes y regulaciones, especialmente en la palabra escrita y le gusta mantener las reglas en todos los casos. Pero, Chile es particularismo: le gusta usar las reglas como sugerencias en vez de usar reglas como los leyes. En particularismo, se puede encontrar excepciones a las reglas o negar las reglas en total si es razonable. En este caso, los abogados y los contratos tienen una conotacion negative porque son vistos como ejecutores de la ley y las personas de Chile quiere evitar un caso en que las reglas pueden estar utilizado en contra de ellos, aunque las reglas no deben estar aplicado debido al contexto.
    La cualidad exageradas en este caso es en el particularismo: Chile evita a los abogados y los contratos el mayor tiempo posible. Lo exagerdo es en vez de las reglas (representadas por los abogados y contratos) imponen a todos, todos imponen a las reglas. Es decir, ninguna regla puede mantenerse. Asi, el poder esta difundido sin centralizacion, y para arreglar el poder en los negocios, se tiene que hacerlo caso por caso, y ests puede perder el tiempo. Ejemplo: los chilenos tienen que firmar a todas las paginas de un contrato.

    • Steven Ruiz Says:

      Mis recomendaciones para el americano en Chile son: da importancia a relaciones personales porque la gente puede confiar en un amigo mas facil que una regla. Asi, las reglas son una extensión de la confianza personal en su relación en vez de reglas impersonales. Tambien, se debe enfatizar cuales reglas son necesarias y cuales son flexibles.

  10. Anna Minmier Says:

    Según el artículo, hay un montón de diferencias entre las culturas de negocios de los Estados Unidos y Chile, especialmente en las dilemas HT&T. Para el dilema universalismo/particularismo, los personas de negocios de los EEUU son muy universalistas; es muy importante hacer cosas por las reglas. Los chilenos son más particularistas, y es más importante mantener las relaciones.
    Para el dilema específico/difuso, los chilenos son mucho más difuso porque ven la coincidencia de trabajo y vida personal, y los americanos son específicos en que les gustan separar los dos aspectos de la vida. Para el dilema de tiempo secuencial/sincrónico, dice que los chilenos, con su tiempo sincrónico, pasan tiempo con charlar y enseñar a sus casas antes de empezar los negocios; también es común olvidar o posponer las citas. Al otro lado, los americanos tienen horarios muy estrictos y prefieren terminar una tarea antes de avanzar a la próxima.

    Ernesto es muy respetuoso en sus observaciones de las dos culturas. Entiende que hay diferencias en las culturas, y solo nota estas diferencias (sin criticarlas). Nota la eficiencia de los americanos con su tiempo secuencial, pero también nota la amabilidad de los chilenos con sus actitudes particularistas. Hay beneficios de cada, pero también tienen que sacrificar (respectivamente) la eficiencia o las relaciones personales.

    El autor no da ninguna solución concreta, pero menciona algunas diferencias que admira; estas podrían ser unas resoluciones. Los chilenos podrían mantener horarios o agendas más estrictas para hacer más en cada reunión. También, los americanos podrían relajar más (por ejemplo, va a una restaurante en lugar de comer en la oficina) para mejorar las relaciones con los clientes.

  11. Mariana Longoria Says:

    Creo que se ven muy claramente los dilemas de “específico y difuso” y “tiempo sincrónico y secuencial” de Hampden-Turner & Trompenaars. Los americanos suelen ser más específicos con los mandatos del trabajo y suelen seguir un tiempo secuencial, los chilenos, en oposición, son más difusos con la manera de exigir las cosas de trabajo y trabajan en un tiempo sincrónico.

    En el tema de ser específico y difuso los americanos muestran una exageración en su manera de ser tan específicos. Por ejemplo, se puede brincar un tema que pudo haber sido importante, pero como no estaba en la agenda no se tomó en cuenta. Los chilenos también muestran una exageración al ser difusos. Estos, como muchos latinos, dan sus ordenes al aire en una conversación casual, lo que puede hacer que el otro no sepa que se tiene que hacer porque no es nada muy detallado. También puede causar falta de responsabilidad ya que no está en papel y se puede argumentar en oposición.

    También se ve una exageración en el dilema del tiempo secuencial chileno en el cual dejaron plantado a Ernesto plantado para una junta. Aquí se demuestra el punto exagerado de “esperar a las personas “más importantes”.” Por otro lado los americanos han demostrado algo positivo de ser secuenciales siguiendo una agenda especifica y pensando en el lema de “el tiempo es dinero”.

    No veo mucho detalle de como resolver estos dilemas, Ernesto parece acoplarse a ambas culturas sin quejarse y creo que eso es magnifico. Pero, los socios de la compañía ya sea en Boston o en Chile debe acoplarse también. Deben ellos poner de su parte para encontrar un balance entre los tiempos y lo específico/difuso. Ambos países deben tomar en cuenta que la compañía es internacional, no nacional.

  12. Addie Says:

    Hay muchos ejemplos do los dilemas de HT&T en la experiencia de Ernesto Arocha con Breathe Pure. El dilema de tiempo secuencial y tiempo sincrónico es evidente cuando el Ernesto tiene una reunión con el cliente en Chile. La reunión empezó a las nueve y media de la mañana, aunque ellos planearon por a las ocho. También, el cliente tomé tres horas para mostrarle a Ernesto su finca. Este es un ejemplo de lo exagerado del tiempo sincrónico. Ernesto tiene una obligación de esperar por el cliente, porque el cliente es más importante que Ernesto. Otro ejemplo de lo exagerado de este dilema es la reunión de Ernesto con un cliente muy importante. El cliente se olvidó de la reunión, pero Ernesto sabía que el cliente era un hombre muy importante, y que las cosas son más informales en el paisaje. Ernesto hace un buen trabajo de resolver el dilema. El nota que en Latinoamérica, el ritmo de vida es diferente que en los Estados Unidos. Lo sabe, y también sabe que él tiene que adaptarse a sus clientes. Cuando tiene que esperar, Ernesto no es enojado, sino paciente y entendimiento.

    Otro ejemplo de los dilemas de HT&T en la experiencia de Ernesto tiene que hacer con el ropa de él y su cliente en Santiago. El cliente es un hombre rico con mucha tierra, pero Ernesto cambia su ropa porque no quiere ofender el cliente. El cliente piensa que las personas que lleva ropa bonita son falsas – no tienen tanta experiencia ni poder como su ropa sugieren. En los Estados Unidos, la gente valora el estado logrado en vez de lo heredado; al contrario, en Latinoamérica el estado heredado es más importante que el estado logrado. En este ejemplo, vemos lo mejor de heredado. Con la idea de heredado, hay una posibilidad de perder más que solamente su dinero. El cliente piensa que la gente que lleva ropa bonita solamente quiere impresionar a la gente con su apariencia física. Pero al cliente, el nombre y la reputación son tan importantes, tal vez más importantes, que el dinero. Hay más para perder en la vida que solamente el dinero. Ernesto ofrece una solución muy buena para este dilema. Cambia su ropa porque no quiere dar la impresión que él es muy importante. En los Estados Unidos, necesitamos aprender que hay cosas más importantes que solamente la apariencia externa.

  13. Willa Jolink Says:

    El artículo contiene muchos ejemplos del conflicto entre tiempo secuencial y tiempo sincrónico. Los chilenos tienen una manera de trabajo que usa tiempo sincrónico. Enfocan menos en el tiempo, las citas, el agenda, o cómo pasan sus días. Su estilo es menos formal que los americanos. Al otro lado, los americanos tienen un estilo que enfoca en tiempo secuencial. Su tiempo es dinero, que es algo positivo del tiempo secuencial, y mantienen una relación íntima con el reloj. En esta manera, su estilo de trabajo es más formal porque tiene que mantener un horario estricto. Sin embargo, elimina la oportunidad de usar la imaginación o responde a situaciones nuevas. Por ejemplo, no pueden parrar por el almuerzo, siempre sigue un plan o agenda, y nunca se visten abajo de su estatus. Siempre se visten en la ropa de un gringo.
    Hay aspectos positivos que usan los chilenos con el tiempo sincrónico. Pueden hacer muchas cosas al mismo tiempo-discuten cosas que no existe en un agenda y pueden usar el almuerzo largo a parrar su día de trabajo. Los aspectos negativos del tiempo sincrónico implican una pérdida de tiempo. Hay que responder al ritmo de otros, como en situaciones que implican instrucciones verbales o siguiendo un “sentimiento”.
    También hay un conflicto entre los americanos específicos y los chilenos difusos. Su concepto y discusión abierto de “la negociación” muestra lo que es específico en los negocios con los americanos. Su palabra es su promesa y obligación de un trabajo colaborativo. Que diga es la verdad. Les gusta los contratos y trabajo escrito como los memos y reportes. Ser específico elimina lo humano en todo, y los americano tradicionalmente son menos flexibles en los negociaciones. No pueden aceptar una reunión tarde, un reporte incompleto, o un almuerzo larga. Los chilenos son un gente difuso en los negocios. Su trabajo es un sentimiento, con un foco en su calidad y el equilibrio de todas las partes, que son aspectos positivos. La palabra hablada y sus difusas interpretaciones son elementos esenciales en el trabajo.
    Finalmente, el artículo sugiere un conflicto entre dirección interna versus dirección externa. Los americanos piensan que pueden dominar todo, que su estilo de trabajo es mejor. Es lo que es negativo en la dirección interna. Al otro lado, esta confianza en su trabajo permite su habilidad de negociar y manipular los contractos. Los chilenos, que siguen más la idea de dirección externa, tienen que ser disciplinados a ser maestros. También, usan más sus habilidades de observación. Tratan cada situación diferente. Depende en cada contexto, pero muchas veces aceptan la naturaleza, la situación, y las instrucciones de sus superiores en vez de cambiar la situación.
    El artículo muestra resoluciones de algunos de los conflictos. Los chilenos admiran la agenda americana. Se olviden que es algo secuancial, específico, y diferente que su cultura de trajabo, y en vez, es “spectacular”. También, Ernesto, el chileno, respeta lo que es específico del trabajo de los americanos, que manifiesta en su uso de contratos, negociación abierta, y su estilo de gestión. Estas tendencias también muestran la dirección interna de dominación de los americanos, pero Ernesto es flexible y comprende estas ideas. No critica sus jefes y otros trabajadores americanos, pero mezcla su estilo chileno de difusión, dirección externa y tiempo sincrónico con el estilo americano. Actúa diferente en frente de personas diferentes. En esta manera, negocia entre dos culturas diferentes.

  14. Tyrah Dunn Says:

    El principal conflicto cultural en el caso de Ernesto Arocha es la del tiempo secuencial v tiempo sincrónico. Durante el tiempo de Ernesto trabaja en “Breath Pure” que ha tenido que adaptarse a ambos conceptos chilenos y americanos del tiempo. Este caso es interesante porque Ernesto es capaz de ver lo positivo en ambos enfoques en tiempo.

    Los chilenos tienden a ser más sincrónica y poner menos énfasis en los horarios en términos de horas o incluso días. Esto lo vemos en el ejemplo de Ernesto cuando él conducir tres horas por una reunión que fue olvidado por la otra persona. Porque cada minuto de cada día no está planeado y escrito por los chilenos, se puede ser fácil para planificar múltiples cosas a la misma vez, o se olvide de lo que pensaba hacer en un momento. El positivo del tiempo sincrónico es que cuando las cosas como esto suceden, usted será menos molesto que uno que es muy secuencial. Para Ernesto este evento, lo que haría un americano muy enojado, era apenas consecuente.

    Cuando se trataba de hacer negocios con los estadounidenses, Ernesto se dio cuenta de que los estadounidenses tienden a tener agendas muy organizadas y seguirlas de manera implícita. Según Ernesto Esto permite una mayor eficiencia. El positivo del tiempo secuencial en este caso es que cada punto que está planeado a ser cubierto, se cubre. Mientras que en las percepciones sincrónicas esto puede no ser el caso, porque cuando alguien trae un nuevo tema que se espera que sea cubierta inmediatamente y es posible que otros puntos se olvida.

    Al pasar de la negociación con el estadounidense a los chilenos, Ernesto está constantemente teniendo que ajustar. Tuvo que experimentar ambos estilos y aprender a atender a las necesidades culturales de todo el que lo está haciendo negocios con. Yo recomendaría a Ernesto que tratar de hacer los horarios (ya que él parecía gustarle la eficiencia que proporcionan), sino también a mantener su capacidad para apartarse, suavemente, de horario sin enojarse. De esa manera él es lo suficientemente flexible para hacer negocios con los latinoamericanos y organizado lo suficiente para relacionarse con los estadounidenses.

  15. cristindoyle Says:

    La primera dilema que reconocé era la diferencia entre tiempo secuencial y sincrónico. Es evidente que en Chile, tiempo esta viendo mas fluida y los horarios no están siguiendo exactamente. Por otro lado, en los estados, si no estas temprano, es como si fuera tarde. Un ejemplo ocurrió en el caso de Ernesto cuando tenia una reunión a las ocho y no empezó hasta nueve y medio. Si esta ocurrió en el E.E.U.U., es posible que el reunion sea cancelado porque los empleados tenían algo mas para hacer al mismo tiempo.
    Otra dilema es presente en la manera que los americanos y los chilenos negociar. Los Chilenos prefieren trabajar mas por su emoción y negociar mas despacio que los americanos quien le gustan tener todo lo que pasara por escrito entonces los expectaciones están bien comunicados. Este demostra la idea entre especifico y difuso. Especifico es mas igual con eficacia y metas claros que puedan rastrear al individuo que lo hizo. Por otro lado, difuso depende en el grupo entero. Porque cosas están haciendo menos específicamente, no solo tienen una persona a culpar. Mejor, por ejemplo, cuando alguien esta asignado verbalmente una tarea y lo hace mal, la culpa es de ambos personas en lugar de solo una.

    Un combinación de especifico y tiempo secuencial revela la idea de los americanos eficacias. Todo esta claro comunicada y no hay extra. Aunque la percepción es que los americanos son mejor en salir la oficina al final del día, esta pueda ser exagerado. En mi opinion, el trabajo-vida equilibro no existe en los estados unidos como otras países y la actitud es como hacer todo hasta que salgas. Esta enfoca en tiempo secuencial, aunque efectivo, pueda servir ser de mal salud para los empleados.

    Para solver estas dilemas, es importante tener flexibilidad en los horarios. Sabiendo que las dos culturas respetan el tiempo diferentemente, da la oportunidad para trabajar mejor. Si alguien sepa que en Chile, es mas flexible y relajada, quizás no programa algo para todas minutos en el día. Por otro mano, comprenda que la flexibilidad pueda facilitar mejor negocios. También, como menciono Ernesto, los americanos prefieren ideas escritos en papel y ordenados pero los chilenos no anticipan lo mismo. Por ejemplo, los americanos pueden usar los bullet points para organizar su presentación pero no es necesario dar papeles a todos para sus reuniones. Este puede dar la impresión que la reunion es mas fluida y coloquial.

  16. Diego Montes de oca Says:

    En los ejemplos recontados por Ernesto, se hace aparente que existen varios ejemplos de diferencias culturales que corresponden con las ideas de Hampden Turner y Trompenaar. Para mí, los dos dilemas más claros son de el Universalismo contra el Particularismo, y sobre la diferencia de tiempo. Ernesto hace claro que en los negocios de Chile, el tiempo se maneja en una forma diferente. Reuniones son más informales, con charlas largas y un disgusto para las agendas. Igualmente, los almuerzos en Chile son mucho mas largos, y requieren que todo el mundo salga, a diferencia de los Americanos quienes trabajan en una forma que los deja salir temprano todos los días.
    Pero más importante, creo yo, es el conflicto del unversalismo contra el particularismo. En los Estados Unidos, los empleados de Breathe Pure demuestran clara adherencia a las reglas de negocios. Tienen agendas, trabajan eficientemente, se visten de traje, y hablan directamente sobre las negociaciones. En Chile, los empleados no les gusta hacer esas cosas. Aunque alguien sea rico y bien educado, no les gusta vestirse formalmente, si no reunirse en su propia finca, conversar por varias horas, salir para el almuerzo, y tomar órdenes verbales. Esto demuestra una diferencia enorme en como se corren varios aspectos de negocios, y como dice Ernesto se hace difícil navegar la diferencia entre el estilo formal y eficiente de los Americanos, y el estil familiar y relajado de los Chilenos.
    Aunque cada lado tenga sus propios beneficios, hay cosas exageradas en cada uno. La experiencia de manejar 3 horas para ser completamente olvidado en chile es un ejemplo muy exagerado del tiempo policronico en Chile, como igualmente la presencia constante de abogados en negociaciones Americanas puede ser exagerado. Entonces, no es que un sistema sea peor o mejor, pero son diferentes en como se manejan.
    Mi sugerencia para Ernesto y la compañía es incorporar elementos de ambas culturas para mejorar la experiencia para todos. El uso de una agenda puede ser muy útil para los empleados chilenos, mientras que la presencia de almuerzos mas largos y conversaciones mas informales (como el tour de la finca) pueden ser buenos para el ambiente de la oficina. Es importante mantener una mente abierta y poder colaborar entre los dos mercados internacionales tan importantes.

  17. Tristan Nguyen Says:

    Puedo ver muchos ejemplos de los dilemas de Hampden Turner y Trompenaars en este blog. Lo primero que me gustaría abordar es el dilema de una cultura difusa contra específica. Según Ernesto Arocha, los Estados Unidos es mucho más eficiente con respecto al trabajo en el mundo de los negocios. En su experiencia, se dio cuenta de que los norteamericanos tienden a abordar sus ideas en un orden muy sistemático sin “irse por las ramas”; al contrario, cuando una persona introduzca una nueva idea durante una conferencia en un país hispano, es muy común cambiar el tópico para hablar de la nueva idea y olvidar el tema principal. En mi opinión, eso es un ejemplo de una cultura difusa contra una cultura específica porque, en general, a los hispanos les importa más la armonía del grupo y aceptan cada idea y opinión sin importar la duración de la conferencia ni nada, mientras que los norteamericanos valoran más la eficiencia y siempre hacen todas sus negocias sistemáticamente y específicamente. Otro dilema que veo es el conflicto de tiempo secuencial contra sincrónico. En los EEUU, Ernesto mencionó que es más común comprar comida a domicilio y para llevar para ahorrar tiempo para trabajar más. Su observación de los norteamericanos ejemplifica la mentalidad de nuestra cultura para hacer nuestro trabajo lo más eficiente en una manera demasiado secuencial, porque siempre nos preocupamos de la escasez de tiempo. Sin embargo, el concepto de tiempo en los países latinos es generalmente más relajado. La vida cotidiana (incluso la de los hombres de negocios) consiste en almorzar en un restaurante durante el día laborable, y pierden mucho tiempo así. Una evidencia de los aspectos positivos de la cultura norteamericana (la cual es más específica y secuencial con respecto al tiempo) es que siempre terminamos lo que hemos comenzado. A fin de cuentas, en el mundo de los negocios lo que es más importante para mí es completar lo necesario en una manera lo más eficiente posible. Dicho esto, lo exagerado de este dilema es que una actitud totalmente específica y secuencial arruinaría la armonía de las personas con las que se trabaja. En mi opinión, una compañía debe encontrar el equilibrio entre un ambiente estricto y siempre sistemático y un ambiente relajado. Una idea que propondría es tener un ambiente más casual, pero todavía requiriendo que todas las tareas sean completadas. Por ejemplo, se podría permitir la comida durante las conferencias para minimizar el nivel de estrés además de permitir una colaboración con colegas sanos. En mi opinión, una persona puede desempeñar las actividades requeridas mejor si está menos estresada. Las cosas pequeñas así pueden tener un impacto grande en el ambiente de una compañía y mejorar el desempeño de los empleados.

  18. Maya Mozdzierz-Monico Says:

    En este ejemplo de Breathe Easy vemos varias diferencias entre Chile y los Estados Unidos en términos de marco de Hampden Turner-Trompenaars. El primer dilema de HT&T que vemos es entre el tiempo secuencial y sincrónico. Este caso habla de que en Chile a la gente en el trabajo le gusta tomar en gran descanso para la hora del almuerzo, atrasando la hora de parar de trabajar en la tarde. Los americanos con quien trabaja Ernesto ordenan comida a la oficina para continuar a trabajar sin distracciones, terminando con un día de trabajo más corto que el de los chilenos. Otro ejemplo de tiempo secuencial contra el tiempo sincrónico se ve cuando Ernesto intenta reunirse con un cliente que viva a tres horas de Santiago y el cliente termina no viniendo. En vez de enojarse, Ernesto entiendo que en Chile relaciones entre negocios son mucho más informales que en los Estados Unidos donde no llegar a una reunión es no solamente no profesional pero también una gran falta de respeto.

    Otro aspecto de HT&T que vemos en este caso de Breathe Easy es en el dilema entre especifico y difuso. Ernesto comenta que cuando está en los Estados Unidos, esta acostumbre que los gerentes sean súper específicos a sus trabajadores- escriben toda en mucho detalle y esto sirve como una orden. En Chile es el opuesto, lo escrito o específico no vale nada. Los trabajadores oyen a lo que los gerentes les digan que hagan. Aun así no pueden estar seguros que el gerente quiera decir lo que dijo, a veces cambien de idea. Ernesto menciona que le gusta el estilo de gerencia de los americanos más que los chilenos porque es mucho más específico y fácil de entender. Para una persona que no tiene tanta experiencia con gente de otros países, como la experiencia que tiene Ernesto, estas diferencias en cultura podrían ser un dilema enorme. Lo mejor que hacer es de tratar de entender los hábitos alrededor de los negocios de la gente con quien vas a ser negocios con.

  19. Stephani Calderon Says:

    1. Veo dos ejemplos de HT&T. Tiempo secuencial y tiempo sincrónico se exhibe cuando se ve la clara diferencia en los tiempos de reuniones y la forma en que las agendas se siguen.
    Específica y difusiva se exhiben cuando ves diferentes estilos de gestión y la forma en la vida personal se integra en la vida del trabajo.

    2. Secuencial vs sincrónica
    La evidencia que veo con los aspectos positivos de este dilema es que durante la hora de las reuniones, una cultura secuencial como los EE.UU. son muy puntuales y se mantienen a los plazos. Ernesto mencionó que cuando trabaja con norteamericanos, nota que ellos se quedan en el tema y van de punto a punto y también se mantienen muy ordenados si un nuevo tema entra. Esto podría mantener una reunión correr de manera más eficiente cuando se necesita para permanecer en un horario cierto y cuando tienen muchas cosas sucediendo a la misma ves porque se pueden concentrarse en una actividad a la vez. Se sigue el orden de la agenda, se mantienen en el tema, y son capaces de ver un sistema consistente durante cada reunión. El aspecto exagerado es que uno puede ser presionado con el tiempo, y podría afectar la eficiencia.
    La evidencia que veo con los aspectos exagerados de este dilema es que cuando usted no sigue un programa conjunto, una cultura sincrónica como Chile tiende a realizar múltiples tareas y saltar a varios temas diferentes con frecuencia. Esto podría realmente lastimado cómo se ejecuta una reunión debido a que o bien podría estar haciendo caso omiso de un determinado tema, olvídate de un determinado tema, o no se centran en un área tanto como usted necesita. Ernesto habla de cómo con sus homólogos chilenos, si un nuevo tema aparece, se desvíen de sus agendas. Sin embargo, el aspecto positivo es que uno podría completar mucho, porque una cultura sincrónica es más flexible en tareas y proyectos y ver los planes y compromisos con mas flexibilidad.
    Específico vs difusivo
    La evidencia que veo con los aspectos positivos de este dilema es con el estilo de gestión en cultivos específicos como los EE.UU. que tienen que tener las cosas escritas en el papel porque es una forma de ser directa, ir al grano, y se toma más en serio, ya que las instrucciones son claros. Ernesto describe cómo con sus contrapartes norteamericanas, si las cosas no están escritas, hay menos de una expectativa de que algo necesita atención. Ernesto también describe cómo esto es positivo, ya que permite que uno se centre más en las cosas importantes. El aspecto exagerado es que las relaciones no son valoradas mucho, ya que creen que las personas pueden trabajar juntos sin tener una buena relación. Ernesto cree que los chilenos son menos específica que describe la cultura difusiva chilena.
    Los aspectos positivos que veo dentro de una cultura de difusión como Chiles son que la relaciones viene antes de centrarse en los objetivos de negocio. Ernesto describe cómo cuando trabaja con chilenos, ellos toman el tiempo para ir a un restaurante durante el almuerzo. La razón por la que veo esto como difusiva se debe a que es probable que vaya con sus socios de negocios y pasar bastante tiempo en hablar en el restaurante y hablar de negocios en estas ocasiones.

    3. Mi recomendación durante un dilema de tiempos secuencial y sincrónica es que un seguimiento y se adhieren a la orden del día que se les presentan y, al igual que Ernesto y el doctorado de la Florida, ser flexible con las diferentes estructuras de reuniones y ocasiones que se le presentan. Es realmente importante para no hacer que los demás se sienten presionados por el tiempo, sino también asegurarse de que uno está pasando la una buena cantidad de tiempo en lo que es importante.
    Mi recomendación específica durante un dilema difusivo y especifica es que uno sea compresivo de cómo la vida personal es afectada por la vida del trabajo. Por ejemplo, es importante para una empresa estadounidense evitar rechazar invitaciones a eventos sociales y ser flexible con la forma en la que los chilenos ven el tiempo.

  20. rudy Says:

    Hay muchos ejemplos de HT & T en los ejemplos que Ernesto nos da, pero los que yo voy a hablar de ello es el tiempo sincrónico vs tiempo secuencial y el universalismo versus particularismo.
    Ernesto habla de cómo él fue a la casa del hombre de Chile, pero el hombre se le mostrará alrededor y hablar con él durante un par de horas. Su reunión se programó para las 8:00, pero sería tal vez comenzar a las 9:30, y luego tal vez hablar de un par de horas. Ernesto se aseguraría de que él hizo esto cuando se trata haría con clientes potenciales en Chile debido a que los clientes eran importantes. Este es un ejemplo de secuencial vs tiempo sincrónico porque en lugar de ser presionado para iniciar la reunión y discutir los temas de inmediato, se toman su tiempo y simplemente pasear y hablar unos con otros.
    Otro ejemplo es cuando Ernesto dice que los ejecutivos norteamericanos tienden a incluir los abogados en las negociaciones del contrato, pero los ejecutivos hispanos no incluyen abogados, porque todavía hay mucho escepticismo acerca de los abogados. Este es un ejemplo de universalismo vs particuclarism en lugar de aceptar los abogados y ponerlos en las negociaciones, que los ejecutivos hispanos no confían en ellos para tomar decisiones correctas y que preferirían revisarlo y firmar cada página del contrato.
    Ernesto hace un buen trabajo de tratar con el dilema del tiempo sincrónico vs tiempo secuencial con los ejecutivos hispanos y latinoamericanos porque acepta el hecho de que la obtención de un potencial cliente es más importante que si se siente cómodo con la asociación. Es más importante para asegurarse de obtener el cliente. El dilema del universalismo versus particularismo no está realmente resuelto por Ernesto, pero recomiendo que sólo deben dar a los ejecutivos hispanos de tiempo para darse cuenta de que los abogados son una parte esencial de las negociaciones, y que cuando se trata de ejecutivos y empresas estadounidenses, que será necesario .

  21. Andrea Keller Says:

    Estoy de acuerdo con la idea de que este compañía es una bien mezcla de la cultura latinoamericana y norteamericana y me gusta la manera en que Ernesto incorpora las dos culturas en su negocio. La primera dilema de Hampton-Turner y Trompenar que observo es la universalismo v particularidad. Ernesto habla de la manera de eficiencia que los Americanos trabajan en comparación con la manera de trabajar en Chile. Los Americanos buscan lo sistemático en todo, son universalitas, especialmente durante las juntas de negociación y discusión cuando usan una agenda para no faltar las puntos iniciales y ser organizados, luego discutir lo que no es en la lista. Los chilenos son mucho más particularidades, se buscan la calidad especial en todo y aprecian a los gustos especiales que la compañía le ofrece. También le gustan a una ambiente más personal e intimo cuando están negociando, y por eso pienso que las visitas que Ernesto haga hacia los fincas de sus clientes para conocerse en vez de juntar en su oficina son muy importantes porque enseña el calidad de tiempo que Ernesto y su compañía van a invertir en su cliente y eso es que los chilenos aprecian. El otro dilema que veo de Hampton-Turner y Trompenoar es la idea de tiempo secuencial v tiempo sincrónico. Podemos ver que para los norteamericanos, que el horario controla la actividad. Especialmente cuando llega a las negociaciones y como pueden ser más eficientes para crear más tiempo para el horario. Por ejemplo, Ernesto habla de que cuando es tiempo de almorzar en los EEUU que hay algunos opciones de sándwiches y que toma más o menos diez minutos para ordenar en la oficina y comer rapidito para que el almuerzo no intervenir en el horario, operan al tiempo secuencial. Al contrario, los chilenos que operan en el tiempo sincrónico no les importen que tal tiempo se hace para comer porque para ellos el tiempo es muy flexible. También Ernesto habla de como las juntas de negocio para los chilenos so mucho más flexibles en tiempo que en los EEUU. Habla de como cuando llega a las fincas de sus clientes, no les importa que tal tiempo se hace para hablar y tour a la propiedad porque los horarios son subordinados a las relaciones interpersonales. Pienso que Ernesto hace un buen trabajo para satisfacer a sus clientes norteamericanos y latinoamericanos. Mis surgencias a una compañía norteamericana quien quiere resolver a estos dilemas para tener éxito en los negocios chilenos será para enviar un hombre más maduro de edad mayor que no va a ser en una prisa para terminar o hablar con los chilenos quienes son más flexibles con el tiempo y que aprecian más a las relaciones personales. Si los americanos envían a un hombre más joven pienso que las cosas no van a ir tan buenos, porque a los chilenos no le gustan a los hombres gringos que intentan impresionar sin tomar el tiempo de conocer.

  22. Louis Marie Says:

    1. ¿Qué ejemplos de los dilemas de HT&T ve usted en este caso?

    The first example of HT&T that I noticed was the difference between universalism and particularism. In this case, the United States seems to be more universalist and Chile leans to the side of particularism when it comes to items such as contracts and negotiations. Also, another example of HT&T is the difference between sequential time and synchronic time. We learn that, in Chile, the concept of time is much more relaxed. When it comes to deadlines and meetings, business in Chile is different in this sense.

    2. ¿Qué evidencia ve usted de los aspectos positivos o exagerados de estos dilemas?

    In the case of sequential time and synchronic time, the cultural differences can have a perceived negativity to them. For example, from the Chilean perspective, Americans do business in a way that is too rushed and to the point. From their point of view, this does not allow for enough time to discuss creative possibilities and directions. On the other hand, the American way of doing business can have advantages such as providing a much needed structure to a business meeting.

    3. ¿Qué ejemplos hay en el caso de cómo resolver estos dilemas? (O, si no ve ningún ejemplo, ¿qué sugerencias daría usted para poder resolver estos dilemas culturales?)

    In this case, I would recommend that both sides of the business process come to the meeting with prior knowledge about each other’s cultures. In this way, American business people can plan on being more relaxed and flexible when it comes to the direction that the meeting is taking and what is being discussed. Chilean business people can come to the meeting knowing that the Americans will want to focus on specific points throughout the meeting because of a great importance that they believe is placed on these items. When both sides compromise in these ways, I believe that the result will be a much more productive business meeting.

  23. Evelyn Hernandez Says:

    1. ¿Qué ejemplos de los dilemas de HT&T ve usted en este caso?
    Un ejemplo que veo yo de los dilemas que hablamos en clase es sobre el tiempo (sincrónico y secuencial). En Chile, la gente trabaja con tiempo sincrónico, esto se puede ver en la falta de importancia a las juntas/citas que tienen y como usan el tiempo durante el día. Los americanos son lo opuesto, ellos son mas secuencial con su tiempo. Ellos no les gusta gastar su tiempo y siempre están a tiempo a todas las juntas/citas que tienen planeadas.

    2. ¿Qué evidencia ve usted de los aspectos positivos o exagerados de estos dilemas?
    Cada aspecto del tiempo tiene aspectos positivos y exagerados en ellos. Por ejemplo, los chilenos gozan mas de la vida y pueden hacer varias cosas al mismo tiempo. Esto es un aspecto positivo de la forma que ellos utilizan el tiempo. Unos aspectos exagerados de usar el tiempo sincrónico es que ellos tienen una obligación a dar su tiempo a otros y a veces cuando es necesario esperar a otras personas mas importantes. Lo positivo de la forma que utilizan los americanos es que esta forma celebra la capacidad de ganar dinero más rápido y se enfoca en lo importante que es cada minuto de nuestras vidas. Lo exagerado es que no deja espacio para nuestra imaginación y el reloj dicta nuestras vidas.

    3. ¿Qué ejemplos hay en el caso de cómo resolver estos dilemas? (O, si no ve ningún ejemplo, ¿qué sugerencias daría usted para poder resolver estos dilemas culturales?)
    Una buena forma de resolver este dilema es de tratar de combinar los dos aspectos de tiempo. Cada aspecto tiene partes positivas que si se combinan, seria una buena combinación. Si pudiéramos darle importancia al tiempo, hacer varias cosas al mismo tiempo y celebrar toda la vida entonces fuera mucha más mejor. Se puede ver en el articulo que Ernesto trata de crear esta combinación de tiempo en la compañía Breathe Pure y es exitoso en hacer esto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: